lunes

LA MARIMBA


Música de una marimba,
Maderas que cantan con voz de mujer.
Oye la marimba
como se cimbra cuando canta para mi
Oye como suena
como su pena se transforma en frenesí
Mira como llora
como rumora la canción que yo pedí
Oye la marimba
como se cimbra cuando canta para mi
Oye la marimba
como se cimbra cuando canta para mi




1 comentario:

Rafael Merida Cruz-Lascano dijo...

LA MARIMBA

Gime tu nota, mi lira
tiene aroma de madera,
en tu son mi sangre delira
como eterna primavera,
¡de la tierra platanera!

Une tu fuerza a mi duelo
con tu ritmo misterioso,
en sonoro eco de cielo
peregrino y melodioso,
¡Y su tañido es precioso!

Alma indígena y fecunda
cuna—Quetzal: El Laúd
lleva alegría o profunda
melancolía de ataúd,
¡por la marimba, salud!

Tú, la de luz golondrina
iluminas los güisquiles
y toda casta chapina
alfombra de güipiles,
¡de los Mayas y Pipiles!

Eres el pan de justicia
sonar de hormigo, el origen
marimbero y la delicia
de tu registro aborigen,
¡que por tu trino te eligen!

Más allá de ser humana
sinfonía, en sus abrazos
que la música emana…
al esa alma hace pedazos,
¡o ilumina sus ojazos!

Amo bañarme en tu arroyo;
soñar tu épico teclado
monorrimo grito yoyo,
del sonido derramado,
¡al oírla…yo he llorado!

Le he mirado en sus ojos
alegría de chirimía
vibrar, y con sus antojos
hacer, la marimba, mía,
¡mágica melancolía!

Amas duerma entre tu arrullo
de música y violineta
y me duermo en tu murmullo
que inunda todo el planeta
¡quizás, porque soy poeta!

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
“Hombre de Maíz”
Guatemala, C.A.